lunes, 9 de mayo de 2016

Raquel





 Una canción. En su sencillez era hermosa. Una filosofía que parte de un nombre. Aunque, realmente, ¿qué es un nombre? Un nombre es un conjunto de letras con un único sentido: identificar a alguien dentro de un TODO. Pero el detalle más importante es que es la manera de llamar, por ejemplo, a una persona determinada. Muchas veces, incluso, podemos coger asco a un nombre por la persona que lo lleva (o amarlo). Con lo cual, un nombre es mucho más de lo que creemos. De nuevo el poder de la palabra nos inunda.


Ya lo escribió William Shakespeare en su obra Romeo y Julieta. Un debate entre familias, entre personas. Muchos se quedaron en una historia de amor que acaba mal, pero para mí hay mucho más que eso: la importancia de un nombre o de un apellido. La posibilidad de marcar tu destino por estar identificado de una manera determinada ante los demás.


Un pasaje clave de esta obra es la escena del balcón (muy conocida), en la que Julieta nos da la clave de lo que un nombre es capaz de hacer en la vida de una persona.


Escena II, Acto II:

                    Julieta

Sólo tu nombre es mi enemigo. Tú
eres tú mismo, seas Montesco o no.
¿Qué es Montesco? La mano no, ni el pie,
ni el brazo ni la cara ni cualquier otra parte
de un mancebo. ¡Si otro fuese tu nombre!
¿En un nombre qué hay? Lo que llamamos rosa
aun con otro nombre mantendría el perfume;
de ese modo Romeo, aunque Romeo nunca se llamase,
conservaría la misma perfección, la misma,
sin ese título. Romeo, dile adiós a tu nombre,
pues que no forma parte de ti; y, a cambio de ese nombre,
tómame a mí, todo mi ser.


Es por esto que una canción que parte de un nombre es simplemente maravillosa por la esencia; por la esencia que esconde un nombre, como la de la rosa.

 
Yo me llamo Raquel, y Jorge Drexler ha visto esa esencia en una persona que lleva mi nombre (para escuchar la canción --> AQUÍ). Gracias.

5 comentarios:

  1. Me gusta mucho esta entrada, de las que más. ¡El fragmento de Romeo y Julieta muy certero! Tenías que haber puesto todas las canciones con el nombre (así también le dabas un toque de humor :P)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, lo de las canciones de momento te lo dejo a ti, así tienes otra idea para poner en tu blog. Muchas gracias por leerme y comentarme.
      Según iba escribiendo la entrada se me ocurrió ese párrafo que dice Julieta y claro, me pareció muy acertado!
      Un beso :))

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho esta entrada, Raquel. Tienes toda la razón, un nombre solo es una forma de llamarnos, sin más. El párrafo que has escogido queda genial, una muy buena elección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :) Hacía mucho que no sabía de ti!

      Eliminar
  3. Jeje, estoy muy liado últimamente y para desconectar necesito hacer cualquier otra cosa que no sea leer. Algo paradójico, ya que encima es una de las cosas que más me gustan. Con el tiempo todo se pondrá en su cauce, espero, jaja ; )

    ResponderEliminar